Delicia de pollo con Ras Al Hanout

Una de nuestras favoritas. Sencilla y sabrosa. ¿Para qué complicarnos la vida cuando las cosas sencillas pueden darnos grandes satisfacciones? Esta receta se basa en el uso de la mezcla marroquí de especias Ras al Hanout, fácilmente accesible en tiendas especializadas y también en las secciones adecuadas de algunas grandes superficies. Esta mezcla no es siempre igual, cada cocinero y vendedor marroquí la prepara a su gusto y por eso las diferentes marcas proporcionarán nuevas e interesantes experiencias. Por lo tanto en nuestra propuesta dejamos abierta la posibilidad de cada cual encuentre su propia mezcla y saboree su propia experiencia.

RECETA

4 cucharadas soperas de Ras al Hanout

4 contramuslos de pollo sin piel

4 cucharadas soperas de aceite de oliva (preferiblemente virgen)

1 lima

PREPARACIÓN

Mezclar las cuatro cucharadas de aceite con el Ras al Hanout y el zumo de la lima. Poner los contramuslos a macerar en la preparación durante, al menos, una noche, dándoles algunas vueltas de vez en cuando (no es necesario salir de la cama de madrugada para hacerlo, sed sensatos). Después del tiempo de maceración calentar una sartén antiadherente a fuego fuerte. Cuando la sartén esté caliente bajar a fuego medio y poner los contramuslos. Darles un par de vueltas para que la carne se cierre con el calor y seguir cocinando a fuego medio durante unos 20 minutos dándoles la vuelta de vez en cuando para que no se peguen. Añadir el líquido de maceración a la sartén y cocinar durante 5 ó 10 minutos más (dependerá del tamaño de los trozos). Sacar de la sartén y dejar que se enfríen unos minutos. Servir con la guarnición que se desee (verduras rehogadas, patatas cocidas, arroz blanco…).

Nuestra propuesta de GUARNICIÓN: Cardo cocido rehogado y cous-cous.

Nuestra propuesta de VINO: Hollera MONJE

¡Que aproveche!

Anuncios

Bienvenidos a nuestra Cocina

Se abre la cocina de Miguel y Ana. Llevamos 25 años juntos, disfrutando de la buena mesa cada vez que hemos tenido ocasión. Hemos viajado y probado buenos platos en muchos sitios, cerca y lejos de casa, algunos restaurantes de lujo y muchas buenas casas de comidas, comida casera y comidas exóticas. Pero también hemos pasado buenos momentos cocinando para nosotros, para nuestras familias y amigos. Nos gusta comer, no podemos engañarnos. Y por eso nos gusta cocinar.

Ahora, que la crisis nos ha hecho reducir los viajes y la frecuencia de las comidas fuera de casa, nos metemos juntos en la cocina y la abrimos al mundo para compartir nuestro modesto saber y seguir aprendiendo. Compartiremos nuestras recetas y contaremos lo que las hace especiales para nosotros. Después de 25 años hemos descubierto que la cocina cotidiana debe ser sencilla y sabrosa, variada pero sin alardes ni dificultades. Como el amor, que debe cuidarse para que no sea aburrido pero sin agotarse en el intento de hacer de cada día una fiesta inolvidable. Los grandes platos, las recetas sofisticadas deben ser para las ocasiones, lo mismo que las velas y la lencería deben ser los elementos sorprendentes para encuentros especiales.

Hasta ahora los dos teníamos nuestros blogs individuales a los que nos hemos dedicado con mejor o peor fortuna. Hoy, en el año en el que celebramos nuestras Bodas de Plata, iniciamos este proyecto juntos para invitaros a nuestra cocina y nuestro comedor, en ellos pasamos muy buenos ratos.

¡Buen Provecho!